Todo sobre la línea

22894524_846601338850852_5792514149221963797_n

La Línea “Aborto: Información Segura” es una estrategia colectiva por el acceso a información segura sobre el uso del medicamento Misoprostol en aborto, de acuerdo a guías de salud publicadas por la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones internacionales.

 

El servicio de la línea es gratuito, si no cuentas con dinero para llamarnos, puedes timbrarnos o mandarnos un mensaje de texto y te devolvemos la llamada. Te contestará una compañera que podrá facilitar información.

 

Horarios de atención de la línea telefónica:
994-579-182 los días Lunes de 7 pm. a 10 pm.

998-098-540 los días Martes de 9:30 pm. a 12:30 am.

951-612-663 los días Miércoles de 7 pm. a 10 pm.

 

¿QUÉ INFORMACIÓN SE BRINDA?

En la Línea Aborto Información Segura apostamos porque las mujeres puedan tomar una decisión de manera informada. Por ello, a través de la línea telefónica las mujeres pueden acceder a información científica sobre:

  1. Efectividad e información general sobre el Misoprostol
  2. Contraindicaciones en el uso del Misoprostol
  3. Qué sucede en el cuerpo de las mujeres cuando se usa el Misoprostol
  4. Posibles complicaciones en el uso del Misoprostol cómo evitarlas
  5. Cuidados posteriores

 

¿QUÉ NO HACEMOS?

o    No juzgamos a las mujeres: Las decisiones de las mujeres en buscar información sobre aborto y salud reproductiva son diversas y respetables.

o    No decidimos por ellas: Las mujeres son personas capaces de decidir por sí mismas. Trabajamos por la construcción de una ciudadanía basada en la autonomía. No aconsejamos, sino informamos.

o    No somos un servicio médico: No tenemos ninguna clínica ni tampoco derivamos a personal médico que se dedique a la atención. No prescribimos, recomendamos ni aconsejamos ningún tratamiento médico.

o    No somos un servicio de consejería: No brindamos acompañamiento ni soporte emocional y/o psicológico a las mujeres que llaman.

o    No vendemos ni distribuimos el misoprostol: No trabajamos con ninguna empresa farmaceútica. Creemos que el Misoprostol –en tanto medicamento esencial para la salud de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud- debe ser un bien común, y por tal motivo el Estado debería asegurar que su acceso sea público.

Los comentarios están cerrados en este artículo, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.